Los contenidos son prácticamente el centro de las evaluaciones de los buscadores actuales, en especial de Google, por ello es que al hablar de posicionamiento web se le da tanta relevancia a la redacción de artículos óptimos, creados bajo una visión crítica y exigente, de modo que cada una de sus partes funcione como un engranaje más para experiencias virtuales eficaces. Por ello, te invitamos a leer los siguientes cuatro consejos para que optimices tus contenidos y logres tus más ambiciosos objetivos de SEO.

Organiza tus contenidos

Luego de haber determinado qué temas son los que tratarás en tus publicaciones (en relación al área de especialización de tu dominio), debes organizar tus ideas, ya sea mediante herramientas virtuales, o a través de una guía sencilla en la que determines los tópicos a tratar, la estructura de la redacción, las frases clave que poseerá, los objetivos que esperas alcanzar con ese texto, así como cuáles elementos extra (imágenes, videos, infografías, etc.) le sumarás.

Incluso, si tu planificación es aún más ambiciosa, puedes concretar una organización mensual sobre los contenidos que desarrollarás cada semana, así como el alcance que esperas conseguir periódicamente. Esta tarea puedes ayudarla mediante herramientas como Google Trends, Google Keyword Planner, Evernote, Trello, entre otras.

Revisa las tendencias

Herramientas como Google Trends son altamente beneficiosas para saber de qué hablan los cibernautas y qué temas ocupan sus intereses. Este punto es muy importante al momento de decidir a qué tópicos le darás prioridad en tu dominio, así como con qué palabras clave los mencionarás, puesto que una mejor selección puede conllevar a mejores resultados de posicionamiento web.

En este sentido, tus contenidos también pueden verse mejorados si estás al tanto de lo que es tendencia en las redes sociales. Probablemente surjan algunos tópicos innovadores que acaparen la atención de muchos cibernautas, por lo que tu sitio web no puede ser el único que no hable sobre ello. Los temas más recientes y actualizados siempre tendrán una mayor acogida por los usuarios constantes.

Publica creativamente

Actualmente no basta con publicar mucha información útil, los usuarios buscan todavía más y esperan que los textos que lean estén a la altura de sus exigencias. En este sentido, la redacción en tu dominio debe ser creativa y versátil para lograr mayor permanencia de los lectores, así como en la evaluación que hagan los motores de búsqueda. Además, resulta importante evitar los contenidos copiados para obtener resultados óptimos.

Incluir imágenes, infografías, micro gráficos, memes, videos y más, puede hacer que ese lector interactivo decida que la presentación de tu dominio es mucho más atractiva que otras de la competencia y se quede más tiempo navegando entre las secciones que lo conforman. En este punto es necesario sopesar la cantidad de contenidos que sumarás a tus artículos, para no sobrecargarlo, así como estar al tanto de las nuevas propuestas visuales en la web.

Suma utilidad a los párrafos

Lo último y más importante de los contenidos es hacer que cada párrafo valga el esfuerzo de leerlo, sobre todo si tu artículo cumple con la extensión exigida por los buscadores. Has que el usuario sienta que leyó algo relevante y que le servirá en el futuro, no solo que encontró información duplicada o aburrida. La redacción, para ello, debe ser atractiva y envolvente para que el lector quiera leer todo, así como informativamente útil para cumplir con sus expectativas; satisfacer al visitante es la clave para mejorar tu posicionamiento web.

Aunque podríamos mencionar una infinidad de consejos para que tus contenidos mejoren o cumplan todavía más las exigencias de los buscadores, estas cuatro recomendaciones conforman la base concreta sobre lo que una redacción necesita para mejorar la experiencia de los usuarios. Mientras tus artículos sean actuales, útiles, relevantes y entretenidos, más de un lector regresará a tu sitio web.