La pregunta básica para todo emprendedor, empresario o industria con presencia web es elemental ¿debo invertir en posicionar mi sitio web?, ¿es bueno?, ¿es malo?, ¿es irrelevante?, ¿Le beneficia a mi Empresa o actividad?, y si es así ¿En qué y cómo le beneficia? Las respuestas dependen mucho de las características de la Empresa misma y de sus planes de mercadeo, así como sus objetivos estratégicos.

Las empresas que se dedican al área de servicios y venta al detalle es obligatorio considerar la inversión en el posicionamiento de su sitio web, mientras que las empresas mayoristas y las de sectores primarios, como minería y agricultura, puede no ser prioritario aparecer en los primeros lugares de resultados; particularmente porque no tienen una cantidad masiva de clientes potenciales y en general sus productos cambian muy poco en el tiempo.

El Todopoderoso SEO

SEO, el llamado Posicionamiento Web, en una frase puede definirse como la característica que le dará a nuestro sitio web, y a todas las páginas en él, y por consiguiente a nuestra empresa, la capacidad de ser vistos por más gente en el menor tiempo posible y al menor costo o menos. Por esto es tan socorrido por los empresarios y vendedores, ya que esto equivaldría a repartir millones de volantes y panfletos en una vasta zona geográfica, llegando inclusive a todo el mundo con una inversión mínima que incluso podría estar ya en su nómina y todavía no ser explotada, por esto último es al menor costo o menos, porque inclusive podría la empresa contar ya con el personal calificado para realizar las tareas necesarias, lo que redundaría en una afectación nula tanto al presupuesto como a la nómina, y efectivamente aumentar las ventas y el contacto con clientes, aumentando la dinámica de producción y ventas, promoviendo el crecimiento de la empresa.

Podemos pensar en el SEO como “las garras” de la empresa que tiene un sitio web. Una empresa con grandes garras tomará a más clientes que una que no tiene ni uñas. Así pues, cada empresa definirá si le conviene o no invertir en SEO ya que dependiendo del tamaño y variación de sus productos podría ser recomendable que contara con su propio profesional de SEO, o contratar o subcontratar o tercerizar esta actividad, que consiste en estar al tanto de la dinámica de los motores de búsqueda y contenido tanto en el sitio de la propia empresa, como en la internet e ir actualizando el contenido del sitio propio conforme corresponda.

Ahora, bien, el posicionamiento web representa una oportunidad para aumentar la presencia de nuestra marca o nombre entre los clientes potenciales, por lo que deberemos prepararnos para que esta presencia sea buena y no se convierta en un problema o un riesgo para el futuro de la empresa, particularmente en lo que concierne al servicio postventa, en donde invariablemente habrá clientes que quieran saber más sobre el producto, o conocer alternativas del mismo, características específicas del diseño, quejas, garantías de servicio, etc. La Empresa deberá de estar lista para afrontar todos esos cambios que indudablemente se presentarán.