Los sitios web responsive permiten a los usuarios leer y navegar por el sitio con un mínimo de redimensión, y de desplazamiento lateral y vertical; tu sitio responderá a cualquier movimiento que hagas, y la misma Web se adaptará a la pantalla de los distintos dispositivos, como televisión inteligente, tablet, móvil u ordenador, sin comprometer ninguna funcionalidad de la misma.

Este se trata de un enfoque para la codificación del sitio Web, de tal manera que esta ofrezca una experiencia visual optima en un amplio rango de dispositivos. El diseñador se encargará de asegurarse que todos los elementos como textos, imágenes, reproductores de audio/vídeo y otros elementos, se re-ajusten por sí mismos a distintos dispositivos, de esta manera no perderás tiempo y dinero creando dos versiones de tu web, una móvil y una de escritorio.

Beneficios de adaptarse a los dispositivos

Cabe destacar que al menos 25% de los usuarios tiene acceso a Internet a través de sus dispositivos móviles, si tu sitio Web está optimizado te asegurará una mejor experiencia para el usuario. Un diseño responsive es un truco SEO, para conseguir más tráfico a tu Web, la flexibilidad, es uno de sus grandes beneficios; además es fluido, lo que significa que el contenido se mueve de manera libre por la pantalla, en dispositivos con pantallas de diferente resolución, tanto las cuadrículas como las imágenes lo hacen.

Un diseño de este tipo provee una excelente experiencia al usuario, porque mientras el contenido sigue siendo el rey y un buen contenido te asegurará un mejor SEO y el éxito en casi todas las métricas, pero la experiencia del usuario permite al que visita tu Web consumir ese contenido, desde cualquier dispositivo de su preferencia y en cualquier momento. Se trata de dar una una experiencia óptima a los usuarios, sin importar si es un profesional apurado desde su móvil o un estudiante universitario que se conecta desde su laptop.

Son muchas las ventajas de tener un solo sitio Web que se adapta a las necesidades de distintos dispositivos, en comparación con tener dos sitios separados, la principal son los costos, por lo que el ahorro puede ser substancial. Además, los sitios diseñados específicamente para el tráfico móvil no ofrecen  todas las técnicas de navegación avanzadas que se encuentran en sitios tradicionales. El diseño responsive es una herramienta SEO porque concentrarás todos los esfuerzos en llevar tus seguidores un solo sitio, sin importar que dispositivo usan para conectarse.

Facilidades para tu sitio Web y estrategia

Google es el principal motor de búsqueda en el mundo, este tiene el 67% del mercado de los buscadores, si Google  habla los expertos SEO escuchan, esta compañía indica que el diseño responsive es recomendado para la configuración móvil, e incluso se llega a afirma que esta es una de las mejores prácticas.  Este tipo de diseño tiene una sola URL y el mismo HTML, sin importar el dispositivo, lo que hace mucho más sencillo y eficiente para Google de rastrear, indexar y organizar el contenido.

En contraste, si tienes una web para ordenadores y una para móviles, Google tendrá que rastrear las múltiples versiones del mismo sitio. Adicionalmente a esto el motor de búsqueda prefiere el diseño responsive porque el contenido que está en una sola URL es mucho más fácil de compartir en las redes sociales, de interactuar con este y de enlazar. Por ejemplo, si un usuario móvil comparte un contenido en Facebook, y su amigo que está desde un ordenador lo quiere ver, esto le dará una experiencia menos óptima, y como Google ahora se preocupa cada vez más por la experiencia del usuario como un factor de ranking SEO, debes tener esto en cuenta.

El diseño responsive te permite concentrarte en una sola estrategia SEO, pero no puedes olvidar que puedes enfocar parte de tu estrategia en los usuarios móviles, por ejemplo, usando palabras claves específicas para móviles.