Si al igual que yo no tenían idea de qué es el “nofollow” no tienen por qué asustarse pues simplemente se trata de un atributo que proporcionan algunas plataformas de búsqueda en código HTML para evitar el SPAM (Toda aquella basura virtual) y al mismo tiempo nos ayuda a organizar la distribución interna de nuestro sitio. Algunos conceptos como las redirecciones 301 pueden llegar a parecer confusos en la configuración del sitio web, pero son de gran utilidad si se saben utilizar; lo mismo pasa con el nofollow, porque desde que fue ingresado como parte de la configuración de los sitios web, los webmasters obtienen muchas ventajas.

Origen y uso actual

El origen del nofollow se remonta al año 2005, en aquellos días se comenzó a popularizar el Ranking de los enlaces y no faltaron los tramposos spammers que quisieron aumentar su popularidad de forma artificial, para luchar contra esta acción los promotores de búsqueda principales se reunieron para crear el atributo rel=”nofollow”.

En la actualidad, este atributo es utilizado como una herramienta de gran poder para manipular, organizar, administrar de acuerdo a los intereses y conveniencia de los dueños de los sitios web, además ofrece a los webmasters un modo de especificar a los buscadores el no seguir enlaces de una determinada página o no seguir de forma concreta ese enlace.

Funciones del “nofollow”

El valor nofollow del atributo rel tiene primordialmente las siguientes funciones: Reunir PageRank en una URL que permitirá determinar la relevancia de nuestra página y al mismo tiempo el nofollow ayuda a prevenir la pérdida del PageRank ya que no trasferirá a sitios de terceros, además que prioriza nuestro contenido y no las referencias.

Recuerda que todo se trata de tener un control. Los nofollow se usan cuando se tiene dudas en los contenidos de destino como en comentarios spam, también se debe tomar en cuenta utilizar el atributo cuando estés brindando espacios publicitarios.

En Google los enlaces “nofollow” se procesan de tal forma que Google incluye enlaces específicos en el gráfico general de la web. Aunque cabe la posibilidad que las páginas que se especificaron sigan apareciendo en el índice si hay otros sitios que enlazan a ellas y éstos no usan nofollow, o si las URL se envían a Google a través de un sitemap.

Además, es importante considerar que gestionar nofollow de otros buscadores es muy diferente. Las políticas que Google tiene para el uso de este atributo se resumen en aplicarlo a todo aquel contenido que no genere confianza o si no deseamos hacernos responsables de las páginas con las que enlacemos desde nuestro sitio, por ejemplo, comentarios o entradas de usuarios spam. En los enlaces de pago se requiere emplearlo para evitar que los usuarios se queden con algún efecto negativo del sitio.

Una de las razones más importantes para añadir nofollow a los comentarios de los enlaces es para desanimar a los spammers, aunque claro que esto no los detendrá del todo pero al menos si costará más trabajo para ellos, el mejor lugar para hacer uso de nofollow es especialmente en los enlaces externos que desees incluir en tú página.

La ventaja de este atributo es que proporciona a los webmasters un control de seguridad eficiente y preciso que permitirá que el posicionamiento de nuestra página sea limpio al momento de intercambiar enlaces, permite una mejor administración de tu sitio online.