Corren rumores en la red acerca del texto anclaje en relación con los enlaces y el posicionamiento web. Se dice que ha cambiado, y que ahora debe tener una coincidencia exacta. Gracias a varios experimentos, podemos venir a desmentir o afirmar los rumores de la web. También podrá ver qué tan exacto es el reconocimiento de Google con relación a un enlace que se encuentra visible.

Experimentado con los enlaces

Las fases del experimento se desarrollaron de la siguiente manera

1.- Selección de palabras claves

Las palabras claves se trabajaron con las menos concurridas en tres portales nuevos y pequeños. Así el estudio se concentraría en observar los párrafos de anclaje. Así que las palabras claves fueron “Dulces Súper Naranja” porque no tenía mucho auge y se necesitaban al menos tres palabras claves.

2.- Compra de los dominios

Se colocaron oficialmente 3 nuevos dominios que se compararían en las respuestas de búsqueda. Se inscribieron los tres de manera similar, con longitudes similares y demás para tratar de hacer la prueba lo más factible posible.

3.- Construcción del sitio

Se añadieron al título las palabras claves, y se colocó en cada uno de los portales los mismos párrafos de anclaje. Además se le puso casi la misma estructura a los tres y el mismo contenido fijo.

4.- Montaje de los enlaces

Lo más difícil fue decidir el tipo de enlaces que se montaría para el posicionamiento web SEO. Se colocaron 10 en cada uno de los sitios. En uno de los portales se colocó enlaces que no usan mayores palabras claves, como hacer clic aquí, o por el estilo. Con esta práctica se desea poner a prueba qué tan inteligente es un motor de búsqueda para entender la relación del contenido de un sitio con un “haga clic aquí”. Estos enlaces fueron colocados cerca de las palabras claves. En el segundo sitio únicamente se usaron enlaces con palabras claves exactas al nombre del dominio, mientras que en el último portal se colocó una mezcla de palabras claves, conocidas como párrafos o palabras de anclaje. Los vínculos creados pertenecían a fuentes muy parecidas. Se esperó durante 24 horas para poder empezar a ver los resultados.

Los resultados obtenidos del experimento

En los primeros resultados, ninguno de los tres sitios logró un posicionamiento en Google mayor a 50. Pero, al segundo día uno de los portales ya se encontraba en el top 50, y en el puesto número uno. Se trataba del sitio al cual se le colocaron los enlaces de “clic aquí”. Es un resultado sorprendente ya que no eran enlaces concretos, hechos de palabras claves, sino que sólo estaban a la par de ellos.

Así que se reveló que Google si es capaz de asociar las palabras claves al contenido de un vínculo que se encuentre cerca de ellas. Cabe destacar que estos resultados se registraron en dos días, así que podría no ser la posición definitiva. Cinco días después, el mismo sitio continuaba en la posición 1 de la búsqueda con las palabras claves especificadas. Pero la sorpresa fue ver que ese mismo día, más tarde, las posiciones se intercambiaron, mandando al sitio número uno fuera del top 50 del catálogo de búsqueda, y en su lugar, estaba a la cabeza el sitio al que se le colocó una párrafos de anclaje. Para el día 10 del experimento, el portal de párrafos de anclaje se encontraba de número uno aún. Y de repente, el único sitio que no había aparecido figuraba en los resultados de búsqueda de numero 3.

Finalmente, se dejó correr el tiempo, y 20 días después del experimento, las posiciones se mantenían igual al día 10: El portal con párrafos de anclaje estaba de número 1, de número 3 se encontraba el que tenía palabras claves iguales al nombre de su dominio, y el sitio con enlaces de “clic aquí” no estaba dentro del top 50.