Mucho se ha hablado últimamente respecto de si  la velocidad de carga de una página es o no un factor SEO que influye en el posicionamiento en buscadores de esta, y que es uno de los muchos factores del algoritmo google para decidir en qué posición aparece o no una página. Lo cierto es que los argumentos son muchos y válidos. Incluso algunos argumentan que no es clave en el posicionamiento pues beneficia a unos en perjuicio de otros por el sólo hecho de contar con un servicio de hospedaje más económico, y no sería justo.

Pero bien, juzgue usted mismo. Cuántas veces ha ingresado a una página y una vez ha esperado una importante cantidad de “segundos”, decide no seguir esperando y hace “atrás” y sale, para pasar a la siguiente en la lista. Bueno. Eso es precisamente lo que para Google Adsense se registra como un “rebote”. Un intento por ingresar a una página, y cancelar la operación. Por lo tanto estamos refiriéndonos a un problema en la velocidad de carga de una página web.

Entendemos por velocidad de carga a la cantidad de “segundos” que una página demora en ser mostrada. Mientras menos tiempo tome en estar disponible para el usuario, mucho mejor.

Hacer nuestra página pensando en nuestros usuarios

Lo más importante por lo tanto, independiente de que a velocidad de carga de nuestra página sea a no un factor de posicionamiento SEO para google y los demás buscadores, lo que debemos hacer es tratar de entregar una buena experiencia a los visitantes a nuestra página. Es decir, si mantenemos una página bien estructurada, imágenes no muy pesadas ni en exceso, un código HTML limpio, cuidado que no existan enlaces rotos, un servicio de hosting confiable, etc., nos estaremos asegurando que nuestra página entregue a nuestros usuarios precisamente lo que ellos desean de ella.

Eso es usabilidad, lograr en nuestros prospectos la sensación de que nuestra página es un buen lugar para regresar, es ágil y bien estructurada. Ya sea un blog o un sitio en HTML, debemos velar porque la imagen y  la estadía de nuestros visitantes sea una experiencia grata y beneficiosa para ellos. Esto asegurará su regreso. Por lo tanto no descuidemos este aspecto y hagamos periódicamente un test a nuestras páginas para verificar cuál de ellas debemos revisar y mejorar en lo que a velocidad de carga se refiere.

Para comenzar inmediatamente con esto vamos a recomendarles un sitio gratuito donde pueden testar sus páginas. Para utilizar este test de velocidad basta con colocar la URL de su sitio, y la herramienta entregará un reporte con la velocidad de carga de cada una de ellas. La velocidad de descarga óptima esta en alrededor de los 2 segundos, ¿la nuestra se ajusta a dicha medida? si sobrepasa los 3 o 5 segundos, lo más probable es que el usuario no siga esperando, haga atrás y se vaya. Y si usted es usuario de Google Adsense, con mayor razón es algo grave pues un prospecto que se va es un prospecto que se pierde para siempre. La herramienta es: http://tools.pingdom.com la página para hacer esta prueba de velocidad de carga está en inglés, pero no se preocupe, es muy intuitiva.

Simplemente ingrese a ella, ingrese la url de su página e inmediatamente visualizará un informe con cada una de sus páginas y sus respectivas velocidades de descarga. Analícelas en los términos indicados en el párrafo anterior.

¿La velocidad de carga tiene relación con el proveedor seleccionado para hospedar nuestra página?La verdad es que sí. Un servicio económico no garantiza ni disponibilidad ni velocidad. Por lo tanto sea cuidadoso al momento de tomar una decisión. Nosotros tenemos contratado nuestro servicio de Hosting con Hostgator, y la velocidad de carga es excelente. Hay otros servicios de hosting muy buenos, pero Hostgator cuenta con un reconocimiento internacional muy fuerte. Si va a contratar un servicio de Hosting, lo recomendamos.

Bueno. Ahora que ya conoces como testear la velocidad de carga de su página, verifícala permanentemente. No tanto por si influye o no en el posicionamiento que obtendrá finalmente. Sino pensando en sus visitantes, que son las personas más importantes que conforman su negocio.