El poder de las campañas 360 para mejorar nuestras ventas

Una campaña 360 se define como aquella en la cual se usan todos y cada uno de los medios de comunicación que se encuentran al alcance del target para llegar a éste de manera más efectiva, por su naturaleza esta clase de campañas publicitarias suelen ser complejas y requerir de un proceso de planificación extenso, en el siguiente artículo trataremos de resumir un poco los pasos y requerimientos que se deben cumplir para que una campaña de esta clase tenga éxito. Recordar que el posicionamiento web SEO no se escapa de estas campañas.

Primeros pasos

Antes de comenzar cualquier campaña 360 se debe tener bien en claro cuáles son todas las características y/o atributos relacionadas con el producto o la marca que se quiere posicionar, lo que en mercadeo se conoce como las 4P, producto, precio, plaza y promoción.

Análisis de la situación

Posterior a la recolección y clarificación de los aspectos relacionados con el producto debemos pasar a realizar un análisis detallado sobre la situación de la marca en el mercado, es decir: ¿quién es su target?, ¿cuáles son sus antecedentes y referentes?, ¿quién es la competencia?, este último punto es fundamental ya que al conocer la competencia podremos saber cuáles son las acciones que ésta ha tomado dentro del mercado y ofrecer algo superior.

 

360

Conocer los insights

Podemos definir a los insights como las diferentes percepciones que tienen las personas acerca de la marca o el producto que se quiere posicionar, dentro de cualquier campaña publicitaria y sobre todo en las campañas 360 es de suma importancia definir con exactitud los insights, ya que son ellos los que permitirán lograr un acercamiento real con el público.

Establecer objetivos

Luego de finalizadas las fases de análisis y recolección de datos podemos pasar a la planificación de objetivos concretos, estos lo podemos dividir en objetivos comunicacionales y en objetivos de mercadeo, los primeros se encuentran relacionados con el mensaje que se pretende transmitir mientras que los últimos tienen que ver con las ganancias, porcentajes de ventas o relaciones financieras que se concreten.

Por último podemos destacar que uno de los principales problemas que se presentan al momento de organizar una campaña 360 tiene que ver con la correcta distribución del presupuesto entre todos los actores involucrados en la misma, el hacer esto correctamente permitirá tener mayores posibilidades de concretar los objetivos establecidos.